Nos fundimos con el medio ambiente

La historia de la humanidad está enmarcada en el uso creciente de la energía y los recursos naturales renovables y no renovables, en beneficio del crecimiento y desarrollo económico.

Particularmente, las actividades llevadas a cabo por la industria siderúrgica para procesar metales pesados, no ferrosos o fundiciones secundarias, han tenido un impacto ambiental significativo sobre el medio ambiente y la salud de los seres vivos, debido al uso de productos químicos altamente contaminantes, la emisión de gases tóxicos, polvo y partículas nocivas, la acumulación de residuos, producción de aguas servidas, su gran consumo de energía y la emisión de ruido generados durante el proceso.

Para contrarrestar, minimizar o eliminar los riesgos ambientales de las técnicas pirometalúrgicas, hidrometalúrgicas, y de electrólisis, empleadas en su procesamiento, los gobiernos han desarrollado leyes, medidas y acciones pertinentes, además de mecanismos de supervisión y control de las industrias, para garantizar el cumplimiento de las normativas de prevención y cuidado ambiental.

La legislación ecológica busca reducir la energía requerida en los procesos, la reutilización de las aguas servidas en actividades que no impliquen su consumo, tratamiento de residuos por fitodepuración, implementación de tecnologías menos contaminantes, creación de nuevas aleaciones, implementación de fuentes energéticas alternativas, y reciclaje de desechos para su reutilización y sustentabilidad económica.

El programa ULCOS de la Unión europea ha creado lazos entre la Industria, las Universidades y Laboratorios de investigación, para la aplicación de tecnologías más limpias, resultando en la implementación de hornos de arco eléctrico y reducción en fusión. Este trabajo unificado ha contribuido al ahorro anual de 600 millones de toneladas emitidas. En España, se ha logrado una reducción del 50% en las emisiones de dióxido de carbono y el reciclaje de 11,2 millones de toneladas de acero, convirtiendo a España en líder indiscutible de las gestiones ambientales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 12 =