Materiales médicos a partir de bioplásticos

¡La industria del bioplástico sigue creciendo! Una buena noticia para el planeta, que lucha a diario con la contaminación generada por el plástico convencional. Para el cierre del 2018 se estima un crecimiento cercano al 17%, con ganancias superiores a los 2150 millones de euros.

Estos plásticos biodegradables, elaborados a base de recursos naturales renovables, son actualmente el centro de las investigaciones y están siendo utilizados con gran éxito, en distintas aplicaciones en el sector automotriz, alimenticio, telecomunicacional, electrodoméstico, juguetes, cosméticos y construcción, pero su mayor aporte está dirigido a la industria médica.

Los materiales biomédicos más demandados son los implantes o prótesis para rodillas, caderas y hueso lumbar, con características antibióticas, gran resistencia y biocompatibiliad, lo que garantiza que no serán rechazados por el sistema biológico del paciente.

Los catéteres, bolsas de sangre, jeringas, material quirúrgico, y envases plásticos con fines farmacéuticos y hospitalarios, elaborados con plástico no tóxico, están sustituyendo a aquellos derivados del petróleo, gracias a sus propiedades antimicrobianas y gran capacidad de degradación. A esto se suman los hilos de sutura, materiales para cicatrización, y válvulas cardiácas.

La ingeniería de tejidos está obteniendo también importantes avances en el tratamiento y sustitución de tejidos, e incluso de órganos, empleando biopolímeros o biomateriales de gran compatibilidad, para evitar infecciones, inflamaciones y el rechazo del injerto.

Una invención de grandes implicaciones para la salud es la pinza quirúrgica de polímeros hidroactivos, capaz de cerrarse al entrar en contacto con el agua, que promete ser muy útil en intervenciones ambulatorias.

Otras innovaciones incluyen sensores biomédicos, que funcionan con baterías elaboradas a base de tinta de sepia y se descomponen en el cuerpo, sin consecuencias; dispositivos electrónicos, que pueden tragarse o implantarse para hacer seguimiento en procesos curativos, terapias y enfermedades, los cuales se desintegran y absorben por el organismo luego de cumplir su función; y microprocesadores de proteínas de seda, biocompatibles y biodegradables.

Estos importantes avances abren un mundo de posibilidades en la medicina, que incluso pueden llegar a sustituir ciertos procesos quirúrgicos.  Todo esto se traduce en mejor calidad de vida para todos.

1 thought on “Materiales médicos a partir de bioplásticos”

  1. Estos intrumentales médicos quirúrgicos biodegradables a base de polimeros son reutilizables y se pueden meter a esterilizar en autoclave?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.